KALANCHOE DAIGREMONTIANA

KALANCHOE DAIGREMONTIANA

5,00  IVA Incluido

El Kalanchoe Daigremontiana (Bryophyllum daigremontianum), es una planta de la familia de las Crassulaceae, nativa de Madagascar, aunque también se cree que proviene de Latinoamérica. Mide alrededor de un metro, con hojas carnosas las cuales tienen la particularidad de emprender el papel de reproducción, ya que en ellas aparecen muchísimos hijuelos que al caer enraízan rápidamente (incluso se puede observar que antes de caer, ya tiene raíces).

e521ebLlamada la “siempre viva” o “madre de miles” entre tantos nombres regionales por esta característica tan inusual, sus hojas pueden alcanzar un tamaño de 30 centímetros, carnosas, oblongo lanceoladas con manchas oscuras en el envés, la floración es impredecible ,no es anual, en algunos cultivos de ensayo en la península ibérica llega a florecer al segundo año, el tallo principal se alarga rápidamente y aparecen unos racimos de flores rosa-moradas y acampanadas.

KONICA MINOLTA DIGITAL CAMERA.El género Kalanchoe abarca más de 100 especies de las cuales, solo 3 son medicinales: Kalanchoe daigremontiana (Bryophyllum daigremontianum), Kalanchoe pinnata (Bryophyllum pinnatum), Kalanchoe gastonis-bonnieri (mas indicadopara las afecciones de higado)(Bryophyllum gastonis-bonnieri), principalmente hablaremos del Daigremontiana

20 disponibles

Descripción

KALANCHOE DAIGREMONTIANA

DESCRIPCIÓN

También llamada colombiana, aranto o espinazo del Diablo. Es una planta suculenta de la familia Crassulaceae y endémica de Madagascar.

Esta planta es capaz de producir brotes de nuevas plántulas a lo largo del margen de sus hojas, que se desprenden y emiten raíces fácilmente al caer al suelo. De tallo erecto, puede alcanzar hasta 1 m de altura; hojas opuestas, carnosas, oblongo-lanceoladas que pueden a alcanzar los 15–20 cm de largo y unos 4-5 cm de ancho. Son de color verde medio por el haz y con manchas púrpura en el envés. Los márgenes en forma de cuchara poseen unos pequeños espolones bulbíferos de donde surgen los brotes de las nuevas plantas. Las plantas adultas también pueden desarrollar raíces laterales en las estructuras de su tallo principal, alcanzando los 10–15 cm del suelo. Las hojas tienden a desarrollarse en la parte alta del tallo, que alcanza así gran peso; esto provoca que el tallo principal se doble hacia abajo y emita raíces laterales, produciendo finalmente, el desarrollo de nuevos tallos primarios que se establecerán como plantas independientes.

En la época de floración de esta especie, que no se produce con periodicidad anual sino esporádicamente y, en ocasiones, la planta nunca llega a florecer, el tallo principal se alarga verticalmente hasta 30 cm en un par de días, desarrollando una inflorescencia terminal (un racimo compuesto en forma de paraguas) con pequeñas flores acampanadas de color rosa.

Usada como supositorio para curar fisuras anales y expandir el ano.

Uso medicinal

Estas kalanchoes son plantas que actúan de forma global dentro del cuerpo y por lo tanto los su espectro de acción es ancho. En medicina tradicional, especialmente en América Latina, Asia y África y se usan para tratar las siguientes enfermedades y dolencias:

– Lesiones y enfermedades relacionadas con daños celulares, como el cáncer.
– Heridas profundas y gangrenadas
– Infecciones, quemaduras
– Tumores, abcesos y floroncos
– Reumatismo
– Inflamaciones
– Hipertensión
– Piedras en el riñón
– Diarreas
– Enfermedades psicológicas: esquizofrenia, crisis de pánico y miedos.

Su acción puede abarcar más allá de los puntos mencionados ya que se produce sanación de daños celulares en muchos órganos del cuerpo.

La parte utilizada son principalmente las hojas, que tienen un sabor acidulado. Se pueden tomar de forma externa o interna según lo que queramos tratar:

– Externamente: hojas aplastadas en forma de cataplasma, comprendida o parche; jugo de las hojas con aceite o vaselina para usar como ungüento.
Usada así, la planta es antiinflamatoria, antihemorrágica, astringente y cicatrizante.

– Internamente: hojas crudas en ensalada; jugo fresco (añadir agua para dar más volumen); hojas en infusión. Esta será la forma de tratamiento en caso de cáncer.

Dosis para uso interno: 30 gramos de hoja fresca diarios (aproximadamente el tamaño de 2 DNI). En infusión podemos tomar una antes de cada comida, con una dosis de una cucharada de postre por infusión, es decir, tres infusiones al día.

Contraindicaciones: No utilizarlas durante el embarazo ya que pueden estimular el útero. No conviene usar la planta de forma continuada por largos periodos de tiempo si no se debe hacer ningún tratamiento. Su composición incluye compuestos como los bufadienolidos que son glucósidos cardíacos, por lo que en pacientes que han sufrido enfermedades cardíacas habrá que consultar al médico. La investigación clínica efectuada sobre las kalanchoe indica que puede haber toxicidad si se abusa de la planta y señala que hasta dosis de 5 gramos de planta por kilo de peso no hay toxicidad (esto sería unos 350 gramos de hoja por una persona de 70 kilos, que es una dosis de cuatro a diez veces superior a la aconsejada).

Es muy importante la actitud mental del enfermo a la hora de hacer el tratamiento, cada uno según su aptitud pero siempre habrá que hacerse consciente de que estamos utilizando un ser vivo, que tiene una parte física pero también una energía sutil que no vemos Este fue vivo, la planta, tiene la virtud de curarnos y por lo tanto es bueno que haya un respeto y una toma de conciencia de esta realidad. En Latinoamérica, por ejemplo, la medicina tradicional tiene muy en cuenta estos aspectos. También relacionado con esto, es importante nuestra actitud ante las enfermedades, que debería ser lo más positiva posible ya que debemos mirar de aprovechar la adversidad para aprender.

 

Información adicional

Peso 1 kg

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “KALANCHOE DAIGREMONTIANA”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.