Aperitivo de Manzana y morcilla

Transformación agroalimentaria

Aperitivo de Manzana y morcilla

Tapa para 2 o 3 personas

Manzana y morcilla

La combinación de morcilla y manzana se ha convertido en un clásico, siendo dos ingredientes que se complementan a la perfección. Para esta ocasión he empleado morcilla de cebolla picante y el resultado es inmejorable.

A pesar de ser más suave el sabor de la manzana no se ve eclipsado por la morcilla por ser mayor la proporción de la primera, y para contrarrestar la acidez de la fruta termino cocinándola con un poco de azúcar sin llegar a caramelizarla.

Cuando tomamos un bocado la textura es suave, casi deshaciéndose en la boca; y una vez que lo hemos tragado nos queda ese hormigueo característico en la boca, no muy fuerte, pero que se deja notar.

Imagen del plato terminado

Ingredientes:

  • manzana grande
  • 1 morcilla mediana
  • 1 cs de azúcar
  • aceite de oliva
  • tomillo seco

Elaboración

Empezaremos por lavar la manzana y cortarla en rodajas (la podemos pelar o no, pero la parte del corazón y pepitas, si que aconsejo quitarla) y la pasamos por una sartén, con un poco de mantequilla y aceite a fuego moderado, hasta que coja color, reservandola caliente.

En la misma sartén, caramelizaremos la cebolla, cortada en rodajas, a fuego lento (se puede acelerar el proceso de caramelización, echando una cucharadita de azúcar), y en el último momento, echar un poco de vino de Oporto, hasta que evapore, reservandola caliente también.

Echaremos la morcilla, a la que habremos retirado la tripa, en la sartén con un poco más de aceite (no hace falta limpiar la sartén, ya que las cosas que hemos hecho anteriormente, no perjudican el sabor de la morcilla) y con una cucharada de madera, iremos desmigando el relleno de la morcilla, si no lo hemos hecho antes, para que quede suelto y hecho.

Dejaremos cocer por un espacio de 5 minutos, salpimentado, retiraremos y tostaremos unos piñones, al calor de la sartén, mientras vamos montando la tapa.

Untaremos las rodajas de pan con el queso con nueces, sobre el queso pondremos una rodaja de manzana o media dependiendo del tamaño, sobre ésta una buena capa de morcilla, rematando con la cebolla caramelizada y unos piñones tostados.

Delicioso contraste de sabores.

 

No hay comentarios

Añade tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.